Filosofía Gestalt

Fue creado por Fritz y Laura Perls en los años 50 en Estados Unidos. Sus influencias respectivas fueron de: Fritz (1893-1970), psiquiatra La terapia Gestalt toma el nombre de la Psicología de la Gestalt o de la forma, de la Escuela Alemana, (Kohler, Kofka), dedicada al estudio perceptivo (figura/fondo).

Formado en psicoanálisis con Clara Happel, Wilhen Reich y Karen Horney entre otros, y Laura (1905-1990) en la psicología de la Gestalt y otras influencias del teatro, psicodrama, el pensamiento fenomenológico y existencialista, la danza, etc.

Los años 60 en América marcan el nacimiento de un movimiento contracultural y, en términos terapéuticos, del movimiento del potencial humano, lo que luego se llamará Psicología Humanista. En este contexto se funda el Instituto Esalen (California). Centro impulsor de nuevas terapias y experiencias grupales… donde la Terapia Gestalt alcanza gran desarrollo. Compartiendo con la Psicología Humanista una visión esperanzada del Ser Humano que tiende a su autorrealización. Aprender sobre uno mismo, nos hará transcender y ser más felices y libres.

El matrimonio Perls, se separa y también las diferencias dan lugar a dos Escuelas: Laura Perls pone el acento en la sistematización teórica procedente de Paul Goodman, mientras Fritz Perls (en California) pone énfasis en la Actitud, más que en la técnica, en la intuición y en la Experiencia (vivencia) más que en una “Teoría de la Psique”.

Lejos de ser una terapia que se centra en la patología, interviene en la potencialidad humana ayudando a resolver los asuntos inconclusos que son lo que impiden que la persona exprese libremente sus emociones y no se permita de forma espontánea acudir a sus recursos y al reconocimiento de sí como una persona madura, que asume la responsabilidad de sus acciones.

Fritz, se refiere a la neurosis como una falta de conciencia, un oscurecimiento de los sentidos, que hace no estar en la realidad. La Terapia Gestalt está basada en la Filosofía de lo obvio. Tiene un sustrato filosófico: una determinada filosofía de vida basada principalmente en tres principios:

  1. PRESENCIA: Valoración del presente. En el Aquí y Ahora.
  2. CONSCIENCIA: Valoración de la atención, aceptación de la experiencia y valoración del darse cuenta.
  3. RESPONSABILIDAD: Valoración de la responsabilidad. La Terapia Gestalt invita a la persona a que se haga responsable de lo que está haciendo, sintiendo, evitando deseando… Es difícil concebir el crecimiento o la maduración sin incorporar esta actitud de responsabilidad.

Claudio Naranjo, discípulo de Perls y el mayor representante de la Terapia Gestalt en la actualidad, dice que la terapia gestalt es más un arte (en su forma de practicarla) que una teoría. Dice: la vida es proceso y vivirla es todo lo que se necesita para mantener su flujo. Perls dice que basta con estar conscientes para que se produzca un cambio curativo.

La Gestalt no es un ejemplo de técnicas, sino la trasmisión de una actitud, una forma de estar en la vida” (C. Naranjo).

Una forma de vida basada en: la atención concreta, concentrada y relajada, la responsabilidad, el aquí y ahora, y la fe en la sabiduría del organismo para autorregularse de forma eficaz.  Anteponiendo la espontaneidad al control, la vivencia a la evitación, el sentir vs racionalizar y un uso de sí (del terapeuta) como instrumento.

De ahí que a la Terapia Gestalt no acudan solamente personas en crisis, sino también personas que desean mejorar su calidad de vida, que a través del trabajo en grupo de crecimiento personal incrementan la satisfacción en su vida cotidiana.

La Terapia Gestalt tiene gran difusión en diversos ámbitos profesionales de psicoterapia, intervención psicosocial y educativa.